Inicio Sector Social Puntales

Puntales

  • Crecimiento dependerá de vacunación
  • Incierto aún el futuro de las economías
  • México, con mejoría, aunque limitada

Agustín Vargas *

A principios del pasado mes de marzo comenzaron a circular nuevas proyecciones de organismo internacionales sobre la evolución de la economía mundial, incluida la de México, en este año y todo apuntaba a que en 2021 se vería por fin alguna luz en el camino, oscurecido por la pandemia del Covid-19.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) –que aún encabeza José Angel Gurría Treviño y quien será sustituido en junio próximo por el australiano Mathias Cormann– fue el primer organismo multilateral en plantear nuevas cifras sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto Mundial, el cual estimó en 5.6% para este año y un 4% en 2022.

Más aún, proyectó que la producción mundial alcanzará niveles previos a la pandemia a mediados de 2021.

Casi en línea con las proyecciones de la OCDE, ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó una actualización de sus estimados y perspectiva para la economía global en 2021-2022. Los nuevos datos fueron revisados al alza para ambos años, con proyecciones para la tasa de expansión del PIB global en 6% durante 2021 y 4.4% en 2022.

Por supuesto que esto son buenas noticias para el mundo y en el caso de nuestro país, todavía más, considerando que está asociado a la evolución de la economía de Estados Unidos.

Sin embargo, el ritmo de crecimiento de la economía, de acuerdo con las proyecciones de los mencionados organismos internacionales y algunos analistas privados, dependerá en gran parte dependerá de la velocidad en la administración y aplicación de las vacunas anti Covid.

De hecho, la OCDE recomienda que se intensifique la vacunación, que se otorgue un estímulo fiscal más ágil y focalizado para impulsar la producción y la confianza, y mantener una ayuda a los ingresos para las personas y las empresas más afectadas por la pandemia, al tiempo que se prepara el terreno para una recuperación sostenible.

“La velocidad es crucial”, aseguró a principios de marzo el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría. “Las vacunas deben administrarse más rápido y a nivel mundial”, comentó.

Si se acelerase la producción y la distribución de las dosis, estuviese mejor coordinada a nivel mundial y se adelantase a las mutaciones del virus, las perspectivas de crecimiento mundial serían mejores de lo previsto en la actualidad —y se acercarían a las proyecciones de actividad previas a la pandemia—. Esto permitiría relajar las medidas de contención más rápido.

Sin embargo, el gasto de los consumidores y la confianza empresarial se verían afectados si los programas de vacunación no son lo suficientemente rápidos para reducir las tasas de infección, o si se generalizan las nuevas variantes y requieren modificar las vacunas actuales.

El FMI coincidió en que el crecimiento estaría respaldado por los avances en los programas de vacunación, la extensión de estímulos fiscales (especialmente en Estados Unidos) y la gradual adaptación de la actividad económica a las restricciones de movilidad.

Mejoría en México

Para el caso de México, el organismo elevó su pronóstico de crecimiento para la economía en este año a 5.0%, desde 4.3% previsto en enero pasado, luego del desplome de 8.2% registrado en 2020, a causa del impacto de la pandemia.

Proyectó también el PIB de México crecerá 3.0% en 2022, desde la tasa de 2.5 por ciento estimada a inicio de año. Para la inflación en México, estima una tasa de 3.5% este año y de 3.1% en 2022, así como una tasa de desempleo de 3.6% y 3.3%, respectivamente.

Sin embargo, en su reporte, el FMI subraya su preocupación por una recuperación diferenciada entre países y al interior de cada país. La perspectiva sobre el futuro sigue siendo incierta, pues se ha manifestado una aceleración de nuevos casos en varias partes del mundo, que sugiere que la pandemia aún no ha sido del todo superada.

Además, la recuperación podría ser más lenta en las economías que cuentan con un programa de distribución de vacunas lento, que afrontan límites para la implementación de una política monetaria y fiscal que apoye la recuperación, y que son dependientes de sectores como el turismo, que han sido de los más afectados por la pandemia y esto, desafortunadamente, es el caso de México.

Síganos en www.habitatmx.com

Escríbanos también a avargas@habitatmx.com

*Periodista, director de la Revista Hábitat Mx