Inicio Sector Público Elecciones La preferencia de los electores el próximo 6 de junio, orientada al...

La preferencia de los electores el próximo 6 de junio, orientada al triunfo de Morena

*Expertos hablaron del tema en el programa UAM, responsabilidad social, que transmite la radiodifusora universitaria

La preferencia política de los ciudadanos en las elecciones del domingo 6 de junio estará orientada hacia el triunfo de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), al ofrecer mayor certidumbre en la actual situación inédita marcada por el COVID-19, aun cuando no tenga un proyecto político específico, consideraron el doctor Manuel González Navarro y el maestro Salvador Arciga Bernal, académicos de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
Los habitantes quieren “un sistema distinto, donde la situación cambie y haya menor corrupción y violencia, en ese sentido las fuerzas políticas no están brindando soluciones tajantes y parece ser que Morena va a seguir dominando el escenario porque está ofreciendo mayor esperanza” con la vacunación, dijo González Navarro al participar en el programa UAM, responsabilidad social, que se transmite todos los miércoles, a las 12:00 horas, en el 94.1 de FM.
 
Las encuestas señalan que en este momento esa organización tiene una preferencia de alrededor de 60 por ciento, es decir, habría un voto mayoritario en favor del partido en el gobierno, debido entre otras situaciones a que hay una acumulación de emociones porque la gente se está inmunizando contra el coronavirus.
 
Entonces ese factor tendrá un posicionamiento mayor para Morena en la medida en que la inoculación se está haciendo por un eje gubernamental, lo cual lleva a tener un efecto sobre la preferencia política en su favor.
 
“Sin duda el eje de esta elección lo constituye el Presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre todo por la polémica que se ha desatado en términos del proyecto económico y de las formas de abordar los problemas sociales, en específico en el asunto de la pandemia”.
 
González Navarro puntualizó que en los próximos comicios –de los más grandes desde el punto de vista numérico– habrá quienes estén en favor o alineados por este ejercicio del Jefe del Ejecutivo y su imagen fuerte y los que están en contra, agrupados como una oposición que no ha alcanzado a cuajar del todo.
 
Por tanto, “podemos suponer desde ahora que la práctica del voto como ha sido durante muchos años estará centrada en la figura presidencial que es muy fuerte histórica, social y culturalmente, y en el que los candidatos parecen secundarios”.
 
El maestro Arciga Bernal coincidió en que Morena triunfará debido a la constancia y consistencia de López Obrador y quizá “tengamos una elección de personalidad, por lo cual las discusiones de todos los grupos están contra el presidente”.
 
La pregunta sería qué va a pasar cuando termine su administración y cuál será la imagen, los acuerdos que van a quedar en Morena para poder seguir manteniendo no sólo el rubro, sino el liderazgo político con el que debería contar.
 
También “estamos en una situación particular que debe tomarse en serio porque si la política empieza con un proceso de segmentación la vamos a pagar, por lo que llamó a la ciudadanía a escoger mejor a quienes nos representen y den mejores resultados”.
 
Aun cuando México tiene un buen sistema electoral y hay una definición muy clara de la realidad que cada grupo debe seguir, este proceso estará marcado por un partido como Morena que, por ejemplo, tiene candidatos de todos lados; nunca antes había habido hasta diez fuerzas políticas compitiendo y jamás se había contado con tantas campañas en televisión y radio y, sin embargo, la identidad partidaria no existe como tal”.
 
Ahora “estamos viendo lo que en 1980 se llamó la balcanización de la política y de los partidos”, debido a que resulta bondadosa la forma como el Instituto Nacional Electoral (INE) les da recursos una vez que acatan ciertos requerimientos.
 
“La idea de institutos políticos como el PAN y el PRI ya no existen y Morena de pronto se está juntando con muchos otros que aun cuando sabemos de dónde vienen, desconocemos hacia dónde va el partido”, lo que llevaría a señalar que una asociación del tipo se convirtió “en un buen negocio porque uno junta a sus cuates, ponen un rubro, se dan de alta y cumplen con los requerimientos del INE” y listo.
 
“Pero si me preguntan cuál es la ideología de estos grupos no sabría qué decir, entonces se tiene un sistema bastante más endeble, no sólo por las pugnas por la representación ciudadana, sino porque se transforma en un modo de encontrar trabajo”.
 
El programa UAM, responsabilidad social, que abordó el tema de las elecciones y el COVID-19, estuvo conducido por Carlos Urbano Gámiz.