Inicio Sector Social Fragmentada, la respuesta del sistema de salud mexicano a la población

Fragmentada, la respuesta del sistema de salud mexicano a la población

*La Unidad Xochimilco de la UAM imparte el XXV Curso monográfico de medicina social

La respuesta del sistema mexicano de salud a las necesidades de la población ha sido “fragmentada, ineficiente, inequitativa”, con “un bajísimo gasto público y un altísimo gasto de bolsillo” por parte de las familias, afirmó Cristian Roberto Morales Fuhrimann, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al participar en el XXV Curso monográfico de medicina social, que se realiza en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmó que la cobertura en salud creció desde 2003 con la creación del seguro popular, sin embargo se trata de un mecanismo de financiamiento con problemas de diseño e incluso de corrupción, que “ni en México ni en ningún otro país de América Latina tiene sostenibilidad a futuro”.

El funcionario de la OPS dijo que según el acuerdo de ministros y secretarios del sector en la región, en 2014 la inversión deseable en la materia “debería ser de seis por ciento del Producto Interno Bruto, pero México destina poco más de dos por ciento, por debajo de Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica.

Esta situación debiera conducir a replantear estrategias en salud universal para garantizar el acceso de todos a servicios de calidad que “no generen problemas financieros” e impulsar políticas de desarrollo humano “que aborden los factores que determinan, desde el mundo social y medioambiental, la salud”.

En el país existen múltiples y simultáneas formas de discriminación y exclusión que llevan al reforzamiento de las inequidades en salud y desarrollo social, por lo que uno de los desafíos para el sistema radica en cambiar de un enfoque de “determinantes sociales” a otro que “refleje los procesos de determinación social”, ya que la salud es un derecho que requiere participación social y acción intersectorial.

Morales Fuhrimann sostuvo que es necesario asegurar un modelo institucional del Estado, que permita cumplir con su responsabilidad ineludible de garantizar el derecho a la salud de la gente, así como desarrollar modelos de atención centrados en las personas y las comunidades, considerando la diversidad humana y la interculturalidad.

También propuso abordar los procesos de determinación social mediante intervenciones intersectoriales en la materia que promuevan cambios sustantivos sobre las condiciones ambientales, sociales, económicas, de vivienda e infraestructuras básicas de la población en un territorio, además de reposicionar la salud pública como eje orientador de las respuestas del Estado para la transformación de los sistemas de salud.

El XXV Curso monográfico de medicina social, organizado por la Maestría en Medicina Social y el Doctorado en Ciencias en Salud Colectiva de la UAM, pretende conocer, sistematizar y debatir la política en la materia y la orientación de los cambios de las instituciones públicas del gobierno de la 4ta transformación, sus propuestas, avances, limitaciones y retos frente a los desafíos planteados por las condiciones de vida y salud de las poblaciones de México expuestas a 30 años de neoliberalismo.

El curso continuará mañana martes a las 9:30 horas con la presencia del doctor Jorge Alcocer, secretario de Salud, y la doctora Asa Ebba Christina Laurell, subsecretaria de Integración y Desarrollo del sector salud, en el Auditorio Jaime Kravzov Jinich de la Unidad Xochimilco.