Inicio Sector Cultura La coreografía Desde el caparazón de la tortuga invita al público infantil a reflexionar...

La coreografía Desde el caparazón de la tortuga invita al público infantil a reflexionar sobre el valor del tiempo

  • Se presentará el sábado 14 de septiembre, a las 15:00 horas, en el Complejo Cultural Los Pinos
  • A cargo de la compañía Danza Visual, la obra se inspira en la novela Momo, de Michael Ende

La obra Desde el caparazón de la tortuga, a cargo de la compañía Danza Visual, es una reinterpretación escénica del clásico infantil Momo, de Michael Ende, que busca cautivar a los niños a través de un espectáculo transdisciplinario que fusiona la danza, el teatro, la música en vivo, así como las artes visuales y circenses.

 

Los bailarines Patricia Marín y Leonardo Beltrán —directores de la compañía— dan vida a esta historia que reflexiona sobre el concepto del tiempo y la cotidianeidad. Se presentará el sábado 14 de septiembre a las 15:00 horas en la Hondonada del Complejo Cultural Los Pinos, como parte de las actividades programadas por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Danza.

Sobre el origen de esta creación, ambos artistas comentaron que siempre han tenido el interés de promover discursos inteligibles que permitan la aproximación de niñas, niños y jóvenes a las artes escénicas, y así contribuir en la formación de públicos desde temprana edad.

En el caso específico del libro Momo y su reinterpretación en Desde el caparazón de la tortuga, expresaron que “más allá de una fascinación personal por la obra literaria, la posibilidad de exhortar a la reflexión en torno a las características de la vida postmoderna, su dinamismo subyugante y la impasibilidad con la que la afrontamos, fue lo que detonó el interés de abordar el tema a través de un trabajo artístico”.

Añadieron que el montaje busca sensibilizar al espectador sobre la importancia y el valor del tiempo y el uso que le damos. Es una aproximación amable y lúdica sobre la postmodernidad y sus concomitantes consumistas. “Hoy en día sabemos el precio de todo, pero el valor de nada, diría Oscar Wilde, y en ese sentido el recurso más valioso es el tiempo. Es una realidad pasmosa cómo permitimos que se diluya y se esfume, es esto lo que se busca retratar con los “hombres de gris” y sus cigarrillos, una homologación insospechada que resulta de fumarse el tiempo, transformar su uso en algo pernicioso, irreparable y amorfo. Una combustión incompleta de la vida. La contraparte es Momo”.

En esta época de postmodernidad y consumismo, Patricia Marín y Leonardo Beltrán decidieron presentar una propuesta dancística que invita al espectador a meditar sobre la vida y nuestro tiempo.