Inicio Sector Financiero ¿Buscas semillas de maíz?

¿Buscas semillas de maíz?

 Para asegurar el éxito en el cultivo del maíz es importante elegir la semilla apropiada. Esta decisión depende, principalmente, del propósito que te lleva a sembrarla, y también de las condiciones climáticas de tu región y el tipo de agricultura que te interesa promover.

Tipos de maíz

La primera decisión que debes tomar es elegir el tipo de maíz que te interesa cultivar, ya que existen variedades específicas para diferentes propósitos. Hay opciones especiales para elote, palomitas, pozole, tortillas, ornamentales, artesanías o forraje para animales.

En el Continente Americano, lugar donde se originó este cultivo, se han documentado cerca de 300 razas diferentes y miles de variedades de maíz. Sea cual sea tu intención, encontrarás una variedad adecuada a tus necesidades.

Tipos de semilla

Dentro de la agricultura existen dos principales formas de acceder a la semilla. Ya sea que la produzca uno mismo, o que se compre a otro productor o empresa. Cada una de ellas tiene ventajas y desventajas.

Las semillas criollas o nativas son aquellas que han sido cultivadas y seleccionadas por los productores a lo largo de muchas generaciones. Estas cuentan con una gran adaptación a los tipos de suelo y condiciones climáticas donde han sido cultivadas.

La diversidad que poseen estas semillas permite al productor seleccionar y potenciar características deseables e irlas mejorando año con año.

En definitiva, la producción propia de semillas ofrece autonomía al productor y fortalece la tradición y cultura desarrollada por la humanidad a lo largo de miles de años.

Por otro lado, las semillas híbridas son aquellas que se obtienen de un proceso de selección especial para potenciar características deseables en un cultivo.

Generalmente son desarrolladas por empresas o instituciones que buscan incrementar la productividad y rentabilidad del productor, así como provocar un beneficio económico para quien las vende.

Todas las variedades híbridas de maíz que se encuentran en el mercado tomaron sus características de la genética obtenida de variedades criollas o nativas.

Cada productor puede elegir si trabaja y selecciona sus propias semillas o prefiere confiar en la selección realizada por estas empresas.

Debido a que las semillas híbridas se obtienen a partir de rigurosos procesos de selección, deben ser compradas año con año para asegurar los rendimientos esperados. Mientras que en las semillas criollas, estas pueden guardarse año con año sin necesidad de ser compradas.

Da preferencia a las variedades locales

Inicia siempre la búsqueda de semilla dentro de tu misma región. Aun cuando el maíz ha logrado adaptarse a muchos climas y tipos de suelo, cada semilla ha sido desarrollada para ciertas condiciones particulares.

Es importante que encuentres semilla adaptada a tus condiciones geográficas y climáticas. Esto aplica tanto para las variedades criollas, como para las híbridas.

Consulta con los productores locales qué variedades cultivan, así como las fechas de siembra y cosecha. Pregunta si tienen semillas disponibles que puedan venderte o intercambiarte. La gran mayoría estarán dispuestos a compartir contigo sus semillas.

Asesoría gubernamental y académica

Te recomendamos acudir a las dependencias gubernamentales dedicadas a la agricultura y al desarrollo rural.

En el caso de México contacta al Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) que, como su nombre lo indica, es la dependencia federal enfocada a la investigación y promoción de la agricultura en México.

También acércate a la secretaría de agricultura estatal que te corresponda, ya que cada estado posee sus propias unidades de investigación y desarrollo rural.

En estas dependencias encontrarás personal calificado para asesorarte acerca de los diferentes tipos de maíz adaptados a tu región.

Es muy probable que los centros de investigación agrícola hayan desarrollado o seleccionado variedades especiales que puedes utilizar en tu siembra y garantizar el éxito de tu cultivo. A través de ellos te contactarás con otros productores, organizaciones o empresas serias que ofrezcan semilla de calidad.

Otra posible fuente de información y acceso a semillas son las universidades e instituciones educativas, ya que muchas de ellas cuentan con programas especiales de investigación agrícola. En el caso de México, recurre a Chapingo, la Narro, la UNAM, la UAM o a las diferentes universidades estatales y privadas que manejen programas de estudio vinculados a la agricultura.

Si eres un lector que proviene de otro país, te recomendamos visitar las oficinas gubernamentales e instituciones educativas en tu lugar de origen. En todos los países del mundo los gobiernos ofrecen servicios de asistencia agrícola para sus productores.

Ferias e intercambios de semilla

En muchos países es posible encontrar redes o ferias que promueven el intercambio de semillas y conocimiento entre los productores.

Algunas de las ferias de semillas más reconocidas en México son:

Oaxaca es uno de los estados con mayor diversidad de maíces en México. Desde hace varios años se realiza esta feria en el Ejido Unión Zapata, ubicado en el Municipio de Mitla, Oaxaca. En ella se reúnen productores de todas las regiones para exhibir y compartir semillas de múltiples cultivos, entre los que destacan maíz, frijol, calabaza, chile y algodón.

Es una feria que se realiza cada mes de marzo desde hace más de 20 años en Españita, Tlaxcala. Ahí podrás encontrar una gran variedad de semillas provenientes del altiplano mexicano, principalmente de los estados de Tlaxcala y Puebla.

  • Fiesta del Maíz “NGO R’O DETHÄ” en San Juan Ixtenco, Tlaxcala.

San Juan Ixtenco es una comunidad otomí ubicada en el estado de Tlaxcala, la cual se caracteriza por una larga historia de conservación y promoción del maíz criollo o nativo. En esta feria hallarás diversidad de maíces de productores locales, con una gama enorme de formas y colores.

Esta feria surge en el año 2014 con el objetivo de revitalizar las tradiciones en torno al cultivo del maíz criollo y el reconocimiento del trabajo campesino y su importancia en la sociedad. Se realiza en los meses de febrero o marzo, cambiando de sede año con año, pero siempre en alguna comunidad perteneciente a la región de Amealco.

  • Ferias regionales organizadas por la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP).

Desde hace varios años, la CONANP cuenta con un programa especial que promueve la realización de ferias locales de semillas en algunas de las áreas protegidas de nuestro país. No existe un calendario fijo para su realización, pero es posible estar atentos a sus publicaciones en su página de internet y redes sociales.

Rafael Mier