Inicio Sector Social Investigación y difusión cultural cambiarán en la pospandemia: Eduardo Peñalosa

Investigación y difusión cultural cambiarán en la pospandemia: Eduardo Peñalosa

*El Rector General de la UAM participó en el Coloquio Retos de la Administración en el entorno actual

La investigación y la difusión de la cultura cambiarán en la era de la pospandemia, orientándose a explicar las condiciones de la nueva vida, además de que la mediación de la enseñanza será mixta y contará con mayores habilidades de uso de las tecnologías por parte de la comunidad, en tanto que la salud mental deberá atenderse con mayor fuerza, sostuvo el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
Al impartir la conferencia magistral La innovación educativa en la contingencia, en el XXIV Coloquio de Administración Retos de la Administración en el entorno actual, señaló que a esos puntos relevantes para la educación superior se suman el mejoramiento en la autonomía; las estrategias de estudio; las creencias personales de los jóvenes en relación con el conocimiento, y el aprovechamiento de las tecnologías por parte de los docentes.
 
En 2019-2020 se cuentan en México más de cuatro millones de alumnos en la modalidad presencial; 506 mil en el nivel mixto y 365 mil en el no escolarizado; las licenciaturas representan cerca de 79 por ciento; el técnico superior uno por ciento, y en posgrados 20 por ciento.
 
Las opciones educativas con mayor demanda en el ámbito virtual son Derecho, Administración de Empresas, Contabilidad, Ingeniería Industrial, Psicología y Mercadotecnia; más de 60 por ciento de la oferta la tienen las instituciones privadas.
 
La modalidad mixta representa apenas 10.3 por ciento y parece ser la mejor opción para realizar estudios superiores, dado que incluye lo mejor de los mundos presencial y en línea.
 
En cuanto a las iniciativas tecnológicas innovadoras en la UAM ante la pandemia del COVID-19, el Rector General recordó que la Casa abierta al tiempo hizo un examen de admisión en línea, por primera vez en su historia, que implicó la presentación de casi 40 mil pruebas para la selección de 4,267 alumnos del trimestre de primavera y 2,852 en el de otoño, es decir, un total de 7,119, elegidos con el apoyo de herramientas digitales: vigilancia vía Zoom, Safe Exam Browser, Moodle y nube de Amazon.
 
También ha impulsado –a partir del trimestre 2020-I y en el 2020-P– el Proyecto Emergente de Enseñanza Remota (PEER), caracterizado por ser contingente, al dar continuidad a las funciones de docencia en el contexto de la crisis sanitaria; multitecnologías, pues permite el uso de instrumentos diversos para la educación remota, así como flexible e incluyente, ya que ofrece apoyo para la conectividad y el acceso a esta variante.
 
A partir de una evaluación de la primera experiencia con dicha iniciativa, se efectuó una serie de modificaciones para mejorar su implementación, incluyendo radio, televisión y el establecimiento de convenios en aras de optimizar las condiciones del alumnado y el personal académico.
 
Las becas en especie fueron primordiales, luego de que la UAM identificara que 13 por ciento de su matrícula requería de equipo y acceso a Internet, por lo que entregó 4,633 tabletas e igual número de tarjetas SIM con 30 Gb de Red, con una inversión de 12 millones 645 mil pesos.
 
Frente a las desventajas –falta de interacción social presencial plena; condiciones que denotan inequidad en materia de conexión a la Red; saberes insuficientes en el uso de tecnologías, y dificultades para brindar conocimiento práctico procedimental– el doctor Peñalosa Castro citó aspectos favorables de la enseñanza remota: mayor flexibilidad en la movilidad; más opciones de adquirir información y conocimiento; fomento de habilidades de pensamiento; ambiente propicio para la autonomía; diversidad de interacción con materiales, compañeros o docentes, y comunicación sincrónica y asincrónica.
 
Las instituciones de educación superior deben diseñar un modelo pedagógico nuevo que incluya la formación de los miembros de la comunidad, el acompañamiento y los soportes requeridos, además de una conceptualización del aprendizaje que contenga tecnologías digitales, con énfasis en la interactividad, así como en el desempeño de las destrezas de raciocinio del alumno; protocolos de retorno a la universidad, y políticas para el incremento de la cobertura educativa.
 
“Los jóvenes deben tener ahora una autonomía y una responsabilidad mayores en su proceso de estudio; desarrollar pericias dialógicas, colaborativas, argumentales y proactivas, así como pensamiento crítico y estrategias de aprendizaje, mientras que a los docentes es primordial proporcionar servicios de salud física y mental, de atención a la violencia intrafamiliar y de género, y garantizar acceso, datos y equipo”.
 
En la transición hacia las tecnologías digitales es fundamental que exista una política pública en la materia, porque en el futuro próximo seguirán teniendo un importante uso, e incidir en la formación de la comunidad y el aumento en la cobertura educativa con calidad. 
 
El XXIV Coloquio de Administración se llevó a cabo el 15 y el 16 de octubre, con transmisiones de mesas de trabajo vía Facebook Live a través de los perfiles de la Coordinación de la Licenciatura en Administración de las unidades Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco.